Nuevo Video Comité del Kiwi

Acceso Privado

Raleo, labor prioritaria que debe ser realizada oportunamente para la obtención de un kiwi de alta calidad

En la actual temporada los huertos de kiwi presentan una brotación levemente mayor que 2016, (Gráfico 1), según los datos del Programa de Monitoreo de Huertos, conducido por Laboratorios Diagnofruit Ltda. y el Comité del Kiwi, con un número de brotes por planta menor resultado de podas de invierno con menos yemas volviendo a la tendencia de trabajar sobre cargadores con despunte a los 7-8 mm. En promedio se determinó un 11% menos de yemas a nivel nacional con respecto al invierno del 2016, temporada en que se dejó más material por alta probabilidad de heladas de primavera. La brotación frutal promedio es de un 59%, también levemente superior a la temporada anterior (Gráfico 2). Se presenta un normal crecimiento de brotes (elongación) y desarrollo de botones florales (Fotos 1 y 2). Existe un menor potencial de botones redondos centrales con respecto a la temporada 2016, sin embargo no resultaría en problemas productivos. Además se ha detectado mayor proporción de laterales y deformes en relación a 2016, por lo que se debe poner mucha atención a la labor de raleo de botones.

 

cdk26 01

cdk26 02

 

 

cdk26 03 


Si bien, una buena fertilidad, implica la posibilidad de disponer de mayor cantidad de material frutal para escoger y posteriormente obtener mejor y mayores frecuencias de fruta CAT1, la no realización oportunamente de la labor de RALEO DE BOTONES puede afectar directamente los objetivos propuestos y resultar en fruta de mala calidad, bajo calibre entre otras características negativas.

 

cdk26 04

La prolijidad en esta labor se refleja en la eliminación, antes de la antesis, de todos los botones laterales y deformes de los brotes. Esto, en primera instancia, evitará la competencia por polen y abejas, fijando el trabajo de éstas solo en flores que originarán fruta cilíndrica. También, en términos muy generales, si la información recogida previo al raleo contando el 2% de los cuadrantes de una unidad productiva, el resultado supera los 55 botones/m2 y 45 frutos m/2 en los raleos de post-cuaja, se deberá incluir la remoción de algunos frutos centrales ya que toda competencia excesiva ira en detrimento del sabor de la fruta por menor acumulación potencial de materia seca y mayor perecibilidad en almacenaje debido a menor acumulación de Calcio, macroelemento que se concentra en el fruto hasta 50 días después de plena flor. Sin embargo, este cálculo se debe analizar caso a caso, en virtud del potencial de cada huerto, considerando esencialmente la edad, estado fitosanitario (Psa y/o muerte de brazos), y zona agroclimática ya que zonas frías generan menor potencial de carga. Las mediciones del Programa de Monitoreo de Huertos, indican que el número de botones a ralear, considerando deformes y laterales varía desde 30 a 140 botones/m2.


Así, el raleo de botones es la regulación de carga más importante por su efecto en el calibre y la forma de la fruta, esta labor debe ejecutarse de forma ordenada y prolija, en un período relativamente breve para terminar con un buen resultado antes de floración.


La programación temprana de labores culturales de alta importancia como raleos y manejo en verde, antes de la competencia por mano de obra que genera la producción de cerezas y arándanos, es fundamental para la obtención de un kiwi de alta calidad, en términos cosméticos, de sabor y perecibilidad en almacenaje prolongado.

 

cdk26 05